Mes: junio 2015

Una visita a nuestras instalaciones de Santoña

El producto más importante de Bodega La Fuente, en torno al cual se ha diseñado toda la carta, y que, desde el principio, ha sido nuestro elemento diferenciador, es la anchoa del Cantábrico. Lo que hace tan especial y extraordinaria la anchoa que servimos en nuestros locales es el cuidado que ponemos en todo momento, desde que el bocarte llega al puerto de Santoña en los barcos de pesca.

barco_Santoña

Allí, en nuestras instalaciones, iniciamos el proceso de elaboración, descabezando los bocartes y colocándolos uno a uno en bidones por capas: una de pescado, otra de sal. Así pasarán el proceso de maduración que dura de seis a ocho meses. Esta es una profesión artesanal, que en Santoña, tradicionalmente, es realizada únicamente por mujeres.

Tras finalizar esta etapa en Santoña nuestras anchoas llegan a todas las franquicias Bodegas La Fuente, donde se limpian, una a una, ante el público, en un mostrador especial que tenemos en todos los locales. A esta técnica se la llama “soba a mano” y, hoy en día, hay muy pocas empresas que la utilicen dado el tiempo que requiere y lo laboriosa que es.

Esa es la clave: partimos de un producto de primera calidad, fresquísimo, y en todo momento lo tratamos con mimo. De esta manera, obtenemos una anchoa con ese color marrón intenso y brillante, con una textura suave, limpia y sin raspas y todo el sabor a mar. Un producto cien por cien artesanal y gourmet, una auténtica delicatessen.

anchoa_2p

Tomatitos rellenos con anchoa

Lo mejor de los canapés es su versatilidad, poder dejar volar nuestra faceta más creativa con la combinación de colores y sabores, y personalizar nuestros propios aperitivos, haciéndolos variados y divertidos.

Hoy os proponemos esta receta de tomatitos rellenos, coronados por una anchoa (si es La Fuente más ricos estarán). Tres colores y tres sabores distintos: atún, queso de cabra y roquefort.  Ligero, sabroso y fácil.

Ingredientes

  • Tomates pequeños
  • Atún en aceite de oliva
  • Lata pequeña de pimientos asados
  • Mayonesa
  • Queso de cabra cremoso
  • Queso de untar
  • Queso roquefort
  • Anchoas
  • Orégano o cebollino
  • sal y pimienta

Preparar los tomates:

  • Cortar la parte de arriba (por donde se unen a la rama), será por donde los rellenemos.
  • Hacerles un pequeño corte en la otra punta para que tengan base y se sujeten en el plato cuando los coloquemos.
  • Vaciarlos de pepitas y dejarlos escurrir boca abajo sobre un papel absorbente.

Preparar los rellenos:

Atún con mayonesa y pimientos:

  • Escurrir muy bien los pimientos y picarlos. Reservar
  • Escurrir el atún muy bien y desmenuzarlo en un cuenco.
  • Mezclar la mayonesa y los pimientos con el atún.

Queso de cabra a las hierbas:

  • Lavar y picar el cebollino, si es que se va a utilizar en lugar de orégano.
  • Disponer el queso de cabra en un cuenco y trabajarlo un poco con la ayuda de un tenedor para que quede bien cremoso.
  • Añadir el cebollino o el orégano y mezclarlo bien.

Crema de roquefort:

Triturar el roquefort con la misma cantidad de queso de untar y reservar.

Terminación

Rellenar los tomatitos con ayuda del mango de una cucharita de moka y cubrir con una anchoa dispuesta en espiral.

TRUCOS

  1. Ahora es fácil encontrar tomatitos de distintos colores, con lo que el resultado puede ser más divertido.
  2. También se pueden preparar estos canapés usando como base, en lugar de tomates, pan de molde cortado en círculos, en cuadrados o en triángulos. Si preferís el pan tostado, hay que tener cuidado de preparar los canapés justo antes de comerlos porque el pan se puede poner blando. En este caso, es mejor que lo tostéis vosotros, ya que aguantará más tiempo crujiente que el comprado.

¿Por qué se llama “Tabaire” nuestro montadito?

TabaireEs una de las primeras tapas de Bodega La Fuente, un montadito de queso fresco, caballa y pimiento de piquillo, y se llama “Tabaire“. Pero ¿por qué?, ¿tiene algún significado?. Quienes no sean de Cartagena es muy probable que nunca hayan oído esa palabra, pero para los cartageneros es muy familiar.

Desde hace más de 2.000 años, en el siglo III a.C., en la época de la Hispania Romana, se explotaba en Carthago Nova un yacimiento de piedra arenisca, fácil de extraer y tallar, que fue usada para levantar la Muralla Púnica y se utilizó, poco después, para la construcción de los principales edificios romanos de la ciudad, como el Teatro y el Foro. Esa piedra de color amarillento se llama tabaire.

Las Canteras Romanas de piedra tabaire se han convertido hoy en un yacimiento arqueológico declarado Bien de Interés Cultural por su belleza paisajística y su valor histórico.

Como el montadito Tabaire es cartagenero, ¡qué mejor nombre que uno con Historia!, porque si esas piedras hablaran…

Nueva Bodega La Fuente en Madrid

En el madrileño barrio de Chamberí se inauguró el pasado viernes una franquicia Bodega La Fuente.

Con el método de “caña y tapa” se pueden degustar las mejores anchoas del norte, concretamente de Santoña, elaboradas y preparadas al momento ante el público.

Una taberna que rezuma aire marinero, en todas sus tapas y en su decoración, en la que, por supuesto, destaca la fuente de mármol como elemento principal, que le da nombre al local.pizarra_chamberi

La carta tiene una gran variedad de tostas y montaditos, así como pizzas de anchoas y empanada, recién horneadas. Pero si se quiere disfrutar al máximo de estas exquisitas anchoas, lo mejor es pedir una ración y saborearlas solas, servidas con un chorrito de aceite. Es una auténtica delicatessen.

También merece la pena probar los vinos de barril, y sobre todo, ahora que llega el calor, el vermú granizado.

Un nuevo sitio en Madrid donde tapear bien, a buen precio, con producto de calidad, donde pasar un rato muy agradable con amigos y que muy pronto se convertirá en un punto habitual de encuentro.